domingo, 9 de diciembre de 2012

El legado de Bourne


Los creadores de la exitosa franquicia del espía Jason Bourne que interpretó Matt Damon dan un importante giro de timón a la serie con un cambio totalmente radical en varios aspectos. El más destacado probablemente sea la sustitución del anterior protagonista por Jeremy Renner, un actor que ha tenido un 2012 memorable.


Sinopsis:


Un agente del programa Outcome, Aaron Cross, se ve obligado a sobrevivir a la destrucción total del programa después de que el caso del agente Jason Bourne salga a la luz.


Lo mejor:


La narración, la forma en la que se nos cuenta la historia, es absolutamente ejemplar, magnífica. La película no se basa en peleas espectaculares (que las hay) ni en trepidantes persecuciones (también tiene su ración), sino que consigue sumergir al espectador en una historia muy bien pensada, sin cabos sueltos, y coherente de principio a fin. Una buena muestra es que los diálogos ocupan un buen porcentaje del metraje. Además encaja muy bien las escenas de acción con las demás de forma que no de tiempo para aburrirse. Especialmente interesante son las escenas de los ejecutivos y empleados de Outcome. Otro punto a favor es su intencionalidad crítica con los programas de espionaje y de logística militar, su forma de encubrirlo todo y sus maquiavélicos planes.


Lo peor:


En mi opinión no tien puntos flojos. Pero que nadie se espere una pelicula 100% acción.


El reparto:


Fundamental en un filme como este, y, como puede esperarse de un reparto con la experiencia de este, cumple a las mil maravillas. Jeremy Renner, con un personaje que inevitablemente muchos compararán con el Jason Bourne de Matt Damon, está que se sale. Este papel puede ser el de su consagración definitiva como actor de primera fila, después de un gran 2012 para su carrera. Rachel Weisz y Edward Norton, geniales los dos, demuestran lo grandísimos actores que son y, sobre todo la primera, tiene escenas fantásticas. Y tampoco hay que olvidarse del gran número de secundarios como Oscar Isaac, Joan Allen o David Strathairn.


Conclusión:


Para no perdérsela. Muy bien hecha. Da gusto ver películas así.


Mi puntuación:


9/10


Año: 2012.


Duración: 135 minutos.


Director: Tony Gilroy.


Guión: Tony y Dan Gilroy, basado en el personaje de Robert Ludlum.


Música: James Newton Howard.


Reparto: Jeremy Renner, Rachel Weisz, Edward Norton, Joan Allen, Albert Finney, Oscar Isaac, Scott Glenn, David Strathairn.




domingo, 2 de diciembre de 2012

Informe del día

Parece que se ha puesto do moda en Hollywood realizar adaptaciones, algunas más modernizadas que otras, de los cuentos infantiles clásicos. La lista no para de crecer. Si ya en los últimos dos años hemos visto versiones de Caperucita Roja y de Blancanieves (por partida doble), este próximo año vamos a poder disfrutar, o no, de otros títulos de este género. Por ejemplo, veremos a hansel y Gretel ya adultos y muy cañeros, o la adaptación de Jack y las judías mágicas de Sam Raimi, con un reparto muy interesante, además del proyecto de la Bella Durmiente que protagonizarán Elle Fanning y Angelina Jolie. Y ahora nos enteramos de que a estos se va  sumar una nueva Cenicienta de (como no) Disney. Aunque en la productora ya se llevaba un tiempo rondando esta idea, no ha sido hasta ahora cuando han empezado a tomarse en serio la posibilidad de realizar esta nueva adaptación. Y, por supuesto, no han cesado de aparecer rumores. para empezar, parece que el encargado de dirigirla podría ser Mark Romanek (Nunca me abandones), mientras que el guión podría escribirlo Chris Weitz (el director y guionista de La Brújula Dorada). En cuanto al reparto, el papel de la madrastra parece ser que se lo podría llevar Cate Blanchett, con quien ya se han entablado negociaciones. En mi opinión, una elección muy acertada. Para interpretar a la propia Cenicienta, se barajan los nombres de tres actrices a las que incluso ya se ha convocado para una audición. Se trata de Saoirse Ronan, Gabriella Wilde (Los Tres Mosqueteros) y la sueca Alicia Vikander. Probablemente en las próximas semanas estos rumores vayan tomando forma.





[caption id="" align="aligncenter" width="400" caption="A la izquierda, Cate Blanchett. A la derecha, de arriba a abajo, Saoirse Ronan, Gabriella Wilde y Alicia Vikander"]A la izquierda, Cate Blanchett. A la derecha, de arriba a abajo, Saoirse Ronan, Gabriella Wilde y Alicia Vikander[/caption]

Tras la retirada definitiva de Chris Nolan y Christian Bale de una de las sagas más brillantes y taquilleras de los últimos tiempos, el futuro del Hombre Murciélago está aún en el aire. Desde hace un tiempo, Warner ha venido anunciando la producción de un largometraje dedicado a la Liga de la Justicia (algo similar a lo que ha hecho Marvel con Los Vengadores), en el que Batman debería tener un papel, como mínimo, de especial relevancia. Pero hasta ahora no nos ha llegado ninguna noticia segura en relación al futuro de este personaje. Sin embargo, este verano la alianza entre Zack Snyder y Chris Nolan va a estrenar un nuevo título de otro de los superhéroes claves dentro de la Liga de la Justicia, Superman, y parece ser que esta película podría suponer la primera piedra del proyecto definitivo del universo DC. Y esta semana, para rematar, ha salido a la luz un rumor más que interesante, y no del todo descabellado. Joseph Gordon-Levitt, el protagonista de la magnífica Looper y uno de los participantes en la última Batman, podría tomar el relevo de Christian Bale y enfundarse el traje del hombre murciélago. Si digo que no es descabellado es porque el final de esta última entrega dejó la situación ideal para que el personaje que Gordon-Levitt interpretaba (que, por si fuera poco, es el de Robin), fuera el siguiente Batman.



Y, por último, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (que es la que otorga los prestigiosos premios Oscar), ha anunciado los nombres de los diez títulos que se disputarán el premio por los mejores efectos especiales. De estas diez, solo cinco serán seleccionadas, el próximo 10 de enero, para tener alguna posibilidad de hacerse con la estatuilla. Estos diez títulos son: 'El Atlas de las Nubes', 'The Amazing Spider-Man', 'El Hobbit', 'Prometheus', 'John Carter', 'La Vida de Pi', 'The Dark Knight Rises', 'Los Vengadores', 'Blancanieves y la Leyenda del Cazador' y 'Skyfall'. En esta primera criba se han quedado otras que también optaban al premio: 'Men in Blac 3', 'Lo Imposible', 'El vuelo (Flight)', 'Looper', 'Desafío Total', 'Los Juegos del Hambre' y 'Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros'. Así que, viendo esta selección, la disputa será dura, aunque sabiendo como se las gastan los de la Academia, algunas tengan más opciones que otras. Personalmente, mi selección final estaría formada por 'Los Vengadores', 'Prometheus', 'The Dark Knight Rises', 'El Hobbit' y 'El Atlas de las Nubes'. Las dos últimas, aunque aún no hayan sido estrenadas, prometen mucho, y no sería extraño que alguna de las dos se llevase el premio.

martes, 27 de noviembre de 2012

Beowulf


Tres años después de estrenar Polar Express, Robert Zemeckis, uno de los mayores impulsores del uso del famoso Motion Capture (junto a otros nombres ilustres como Peter Jackson o James Cameron), rodó esta nueva obra maestra que, aunque ya han transcurrido unos cuantos años durante los que la técnica se ha perfeccionado mucho más, sigue siendo una obra de referencia para aquellos que defienden la modernización del cine mediante el uso de la tecnología.


Sinopsis:


Basado en la saga épica escandinava de Beowulf. El gran héroe Beowulf acude en ayuda del rey Hrothgar, cuyo pueblo está siendo amenazado por una horrenda y letal criatura llamada Grendel.


Lo mejor:


Lo visual. Claramente. El empleo de la captura de movimiento, sin estar 100% perfeccionada, es el gran punto fuerte de la película, y en lo que se basa para generar el espectáculo. No es la locura visual de Avatar, ni mucho menos, simplemente se limitan a crear un paisaje y unos personajes digitalizados que no hacen daño a la vista. Vamos, que en este caso, la tecnología está bien utilizada y se aprovecha. Tiene algunos planos espectaculares, maravillosos, y la batalla final con el dragón es una auténtica maravilla. En cuanto a la historia, da lo que se espera de ella. No tiene una maravilla de guión, pero tampoco chirría, teniendo en cuenta el tipo de historia que es. Otro punto a favor es que se ha recreado muy bien la cultura nórdica de la época, y han conseguido unir la fantasía con otros hechos que le dan más realismo (las menciones al cristianismo y su aparición, la transformación del reino en la segunda mitad de la película)


Lo peor:


Siempre habrá quien se oponga al uso de la tecnología en el cine, así que una obra como Beowulf, que es pura tecnología, genera bastante debate. Pero, que queréis que os diga, a mi me gusta más que Avatar (Sí, Avatar). ¿Por qué? Porque han sabido aprovecharlo bien, darle buen uso, no han utilizado la Captura de Movimiento indiscriminadamente y sin ningún sentido como han hecho con el 3D en estos últimos años. En algunos momentos se ven algunos pequeños fallos con la imagen digital, sobre todo en el movimiento de los caballos y de algunos personajes, pero es tan poco que no ensucia el resultado final. Y luego está el tema del guión, pero como ya he dicho, no se espera más de ella.


El reparto:


¿Qué voy a decir aquí? Es difícil hablar sobre las interpretaciones en una película como Beowulf, aunque los rostros de la mayoría de intérpretes sean reconocibles, como es el caso de Anthony Hopkins o Angelina Jolie. Ray Winstone en cambio, parece otro, sea joven o no. En general, ninguno de ellos hacen un mal trabajo.


Conclusión:


Muy buena sin ser una maravilla. Se disfruta plenamente, y no cansa. Una de sus claves es que administra bien los momentos de tensión. De las mejores en el "cine tecnológico".


Mi puntuación:


8,5/10


Año: 2007.


Duración: 115 minutos.


Director: Robert Zemeckis.


Guión: Roger Avary, Neil Gaiman.


Música: Alan Silvestri.


Reparto: Ray Winstone, Angelina Jolie, Anthony Hopkins, Robin Wright Penn, Brendan Gleeson, John Malkovich, Crispin Glover, Alison Lohman.







domingo, 25 de noviembre de 2012

Micmacs


El creador de la famosa Amélie, Jean-Pierre Jeunet, vuelve a deleitarnos con una comedia deliciosamente absurda. Una perfecta medicina antidepresiva en la que no pasan cinco minutos seguidos sin que estallen las carcajadas. Demuestra que en este género, el cine francés es todo un referente.


Sinopsis:


Después de estar a punto de morir por un balazo en la cabeza, Bazil comienza una nueva vida que le llevará a unirse a un grupo de personas muy especiales que le ayudarán a vengarse de un par de fabricantes de armas sin escrúpulos.


Lo mejor:


Como ya he dicho, si tuviera que dar una definición para Micmacs sería deliciosamente absurda. Y es absurda no en el sentido despectivo de la palabra, sino que se basa en eso precisamente para provocar las carcajadas. Y vaya si lo consigue. Es imaginación pura, con un muy buen guión que nos cuenta una historia maravillosa, algo que muchas veces les falta a algunas comedias: que les falta un argumento. Los personajes son la piedra angular, son ellos los que nos hacen reír. No hay más que hacer recuento: una contorsionista, la chica calculadora, los dos magnates de la industria armamentística, el escritor negro (cuyo intérprete, Omar Sy, protagonizó hace pocos meses la exitosa Intocable),... Una auténtica joya.


Lo peor:


Habrá quien se empeñe en desvirtuar Micmacs comparándola con Amélie. Y yo digo que, en mi humilde opinión, Micmacs es mejor. Aunque probablemente sea porque Amélie no es precisamente una de mis películas predilectas. El ya habitual tema de los doblajes al castellano, que perjudica a muchas películas.


El reparto:


Es complicado resaltar a ninguno de los actores por encima de los demás, lo que, en un filme donde el trabajo de los intérpretes es muy importante, dice mucho de ella. Si acaso, el protagonista, Dany Boon, al que también vimos en otra excelente comedia del país galo, Bienvenidos al Norte, tiene magníficos momentos. Inlcuso hubo alguien que lo comparó con una leyenda como Charlie Chaplin.


En conclusión:


Una nueva maravilla francesa. De las mejores comedias que he visto en muuucho tiempo. Sorprenderá a más de uno (a mi también, lo reconozco).


Mi puntuación:


9/10


Año: 2009.


Duración: 105 minutos.


Director: Jean-Pierre Jeunet.


Guión: Jean-Pierre Jeunet y Guillaume Laurant.


Música: Raphaël Beau.


Reparto: Dany Boon, Yolande Moreau, Omar Sy, Andre Dusollier, Nicolas Marie, Julie Ferrier, Dominique Pinon, Jean-Pierre Marielle.




martes, 20 de noviembre de 2012

Escondidos en Brujas


Comedia de humor muy negro y poco común alejada de los productos típicos de Hollywood. Sin embargo, que nadie se deje llevar por las apariencias. Muy recomendable para pasar un rato agradable y echar unas risas.


Sinopsis:


Ken y Ray, dos asesinos a sueldo, son enviados por su jefe a Brujas, sin que ninguno de los dos sepan el motivo, y después de fracasar en su última misión.


Lo mejor:


Su originalidad. Tiene un argumento y una forma de contarlo que le da una atmósfera. Hay momentos, al inicio de la película, en que no se sabe si es realmente una comedia o no, pero sí que lo es. Y, además, tiene un humor muy diferente al habitual en las producciones americanas del género, muchísimo menos bestia, más sutil. Quiero decir con esto que no se basa en los gestos de los personajes ni en situaciones desmesuradas. De hecho, su desarrollo es muy tranquilo, sin que eso moleste en ningún momento. Solo hay que oír la banda sonora. Además, algunas de sus bromas son de las que te hacen reír, pero por la temática a la que se refieren, también te hacen sentir culpable. Humor negro, vamos. No hay más que ver las escenas del enano o sus continuas referencias a los norteamericanos. No se anda con chiquitas. Y que nadie se olvide de Brujas, la ciudad belga en que se desarrolla la película, es casi un actor más, como suele suceder en este tipo de producciones. Cuando acaba el filme, dan ganas de coger el primer avión y quedarse allí una temporada.


Lo peor:


Pues yo no le pondría ninguna pega. En los primeros minutos su ritmo lento te hace dudar, pero enseguida cambias de opinión. Y que nadie espere nada espectacular.


El reparto:


Para sacarse el sombrero, de verdad. Gran parte del éxito de la película se basa precisamente en este punto, en las interpretaciones de sus actores. Además todos ellos tienen unos personajes que, por uno motivos u otro, tiene comportamientos extremadamente cómicos, pero sin ser histriónicos (solo Colin Farrell en algunos momentos, muy pocos). Da gusto verlos. Colin Farrell, al que estamos acostumbrados a ver como el típico tío duro de las películas de acción, con poca o ninguna expresión en el rostro, nos sorprende cuando vemos que puede hacernos reír con solo levantar las cejas. Y lo mismo digo de de Brendan Gleeson, un intérprete genial al que, desgraciadamente, durante años solo hemos visto en papeles secundarios y que siempre ha demostrado que es capaz de mucho más.


Conclusión:


Todo está dicho. Humor negro del mejor.  Que otros realizadores aprendan y se dejen de vendernos siempre lo mismo.


Mi puntuación:


8.5/10


Año: 2008.


Duración: 107 minutos.


Director: Martin McDonagh.


Guión: Martin McDonagh.


Música: Carter Burwell.


Reparto: Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes, Clémence Poésy, Jeremie Renier, Thekla Reuten.









domingo, 18 de noviembre de 2012

Presencias extrañas


Película de ¿miedo? protagonizada por Emily Browning (sí, la misma de Sucker Punch), basada en una producción coreana que vuelve a utilizar el siempre recurrente tema de las apariciones como medio para intentar (sin mucho éxito), asustar a su público.


Sinópsis:


Varios meses después de la trágica muerte de su madre, Anna sale del psiquiátrico al que fue enviada después de intentar suicidarse. De vuelta a su casa, parece que todo está casi como antes, pero un pequeño detalle oscurece su regreso: la nueva novia de su padre, una atractiva mujer bastantes años más joven que él y, curiosamente, también la antigua enfermera de su difunta madre. Además, Anna y su hermana comienzan a sospechar que el accidente en que murió no fue tal.


Lo mejor:


Primero, hay que matizar un aspecto del filme. Presencias extrañas está calificada oficialmente como película de terror, pero los sustos que hay pueden contarse con los dedos de una mano, y son muy light. Así que, si lo que se espera es ver una película tipo "Paranormal Activity", más de uno se llevará un chasco. Pero, resulta que, como título de suspense, funciona bastante bien, la atmósfera de misterio es casi palpable. El final es sorprendente por partida doble, y no deja cabos sueltos, o por lo menos, ninguno que se vea con facilidad. Todo lo que ocurre tiene un por qué. Y es tan corta que no da para aburrirse con ella.


Lo peor:


Pues lo que ya he dicho, que lo vendan como título de terror cuando no lo es. Pero, sobre todo, tiene un fallo muy grave: ciertas frases de diálogo no tienen sentido o están fuera de lugar. No se si se debe al doblaje, pero es así, y además se notan. Con algunos incluso te quedas pensando "¿a qué viene esto?" cuando lo oyes. Uno de los personaje tiene un comportamiento incomprensible. Y algo que no tiene nada que ver: ¿Por qué tienen que destrozar los títulos de las películas? Y no lo digo solo por el español, porque en la versión americana han hecho lo mismo. El título ha pasado de ser en coreano "Dos hermanas" a "The uninvited" en inglés, y de este lo han transformado en "Presencias extrañas". Si alguien entiende qué necesidad hay de hacer esto, que me lo diga.


El reparto:


Emily Browning está absolutamente genial aquí, carga todo el peso de la película e interpreta muy bien el papel de chica psicótica. Y además su aspecto inocente le favorece. También hace un papelón Elizabeth Banks, que aquí tiene que manejar un personaje complicado, pero lo hace muy creíble. Arielle Kebbel no lo hace del todo mal, pero no la destacaría sobre las otras, y de David Strathairn apenas se puede decir nada por el poco tiempo que sale en pantalla.


Conclusión:


No aburre, el final es más que interesante, y las protagonistas lo hacen bien, pero tiene fallos que no pueden darse en ninguna película.


Mi puntuación:


6/10


Año: 2009.


Duración: 87 minutos.


Director: Charles y Thomas Guard.


Guión: Craig Rosenberg, Doug Miro y Carlo Bernard, basada en la película "Dos hermanas" de Kim Jee-Woon.


Música: Christopher Young.


Reparto: Emily Browning, Elizabeth Banks, Arielle Kebbel, David Strathairn y Maya Massar.





sábado, 17 de noviembre de 2012

Las 10 mejores películas basadas en cómics

Llevamos algo más de una década desde que se estrenaran las primeras entregas de X-men y Spiderman, dos filmes que, con sus respectivas sagas, marcarían un momento importante en la historia del cine moderno. Y es que, desde entonces, no han dejado de crearse películas basadas en cómics, y no me refiero solo a las de superhéroes. Antes del año 2000, sin contar las adaptaciones de Superman y las Batman de Tim Burton y Joel Schumacher, era un género algo olvidado y con mucha menos importancia que otros. Pero esta situación ha cambiado, y ahora, las adaptaciones de cómics no solo se cuentan entre las películas más taquilleras, sino que algunas de ellas han supuesto una auténtica revolución. Ha continuación, los, en mi opinión, diez mejores títulos de este género.


1. El Caballero Oscuro


Sí, a estas alturas casi sonará a tópico, pero es casi una obligación hacer una mención especial a esta magnífica película. Para mí, indiscutiblemente en el número 1, y no porque los demás candidatos sean peores, no. Es que El Caballero Oscuro es, por méritos propios, una de las mejores películas de la historia del cine. Si la primera entrega nos sorprendió y dio un nuevo comienzo a la saga del hombre murciélago, esta supuso un auténtico bombazo. Con uno de los mejores villanos que nos ha dado el cine, el genial Joker del malogrado Heath Ledger, una trama brutal (en el buen sentido de la palabra) de las que apenas te dejan respirar mientras miras la película, y un magnífico guión, El Caballero Oscuro no ha cesado de acaparar elogios desde su estreno. Parece mentira que ya hayan pasado más de cuatro años desde entonces.



2. The Dark Knight Rises


Y de nuevo Batman, esta vez con la tercera y definitiva entrega, en el segundo puesto del podio. El hecho de que esté un escalón por debajo no implica que sea peor que la segunda parte, y en algunos aspecto lo supera. En realidad, el Batman de Chris Nolan no hay que verlo como tres películas separadas e independientes entre ellas, sino como una única obra, un recorrido a través de la vida del Hombre Murciélago. Para despedirse, Chris Nolan nos dio un final épico, absolutamente genial, y a la altura de su filmografía, cerrando las bocas de los escépticos y superando las expectativas en taquilla. Probablemente se trate del filme más coral de la trilogía, pues la práctica totalidad de los personajes principales gozaron de muchos minutos en pantalla, con lo cual en algunos momentos incluso se eclipsó al propio personaje de Batman. Sucesos trágicos aparte, fue un broche de oro para la que es, para mi, la mejor saga cinematográfica de todos los tiempos.



3.  300


¿Quién no ha oído nunca el "¡Esto es Esparta!" del rey Leónidas? 300 revolucionó el cine usando una la tecnología de la técnica croma y las pantallas azules, técnica que desde entonces no ha dejado de perfeccionarse y que, con la llegada más reciente del 3D, ha recibido un impulso aún mayor. El propio realizador también la ha utilizado en sus posteriores filmes. Tecnología aparte, la historia de los espartanos defensores del Paso de las Termópilas podría utilizarse como una definición perfecta de lo que debería ser una película épica, comparable o, para algunos, incluso mejor que las mejores del género como El Señor de los Anillos o Troya. Sin duda, no caerá en el olvido hasta dentro de mucho, mucho tiempo.



4.  Los Vengadores


El fenómeno cinematográfico de este 2012 fue la culminación a un proceso de cuatro años con otros tantos filmes a sus espaldas. Si tuviera que definir Los Vengadores con una sola palabras, sería: entretenida. Eso es lo que prometía, y lo dio con creces. Entretenimiento puro. Sí, se le ha criticado su falta de guión, pero el espectáculo visual y su argumento épico (de nuevo) hacen que casi nadie se fije en su única carencia. Marvel se consagraba así como la gran potencia del cine de superhéroes (dejando de parte a Batman), y confirmaba que ya era algo más que Spiderman o X-men, por si con las anteriores entregas de Iron Man, Thor, Hulk y el Capitán América no había quedado suficientemente claro. Su protagonismo completamente coral, las numerosas escenas cómicas y lo trepidante de la trama fueron las claves de su arrollador éxito.



5. Watchmen


Otra de las maravillas de Zack Snyder. Aunque basada en los personajes de los cómics de DC, su desarrollo y estilo lo aleja de las películas clásicas de superhéroes, siendo mucho más lenta y oscura de lo habitual. Y, como no podía ser de otro modo, incomprendida tanto por la crítica como por el público. Las condiciones ideales para que se le colgara la etiqueta de película de culto. De todos modos, Watchmen demostró que existía otro modo de explotar el género, que no era necesario confiar todo el peso del filme al espectáculo y a la acción, que se podía hacer buen cine de superhéroes y, al mismo tiempo, construir una historia interesante. Queda por ver si la alianza entre dos de los mayores genios del cine actual (el propio Snyder y Chris Nolan), podrá alcanzar las expectativas en la nueva Superman que llegará a las salas el próximo año. Esperemos que sí.




6. Batman Begins

Si hay una película que revolucionó por completo este género, esa fue Batman Begins. Aunque en cierto modo no se puede comparar a las dos siguientes, fue el primer paso del relanzamiento del personaje, y un punto de inflexión importante en el modo en que se contaba una película de acción, dándole más peso al guión y favoreciendo un protagonismo coral que se acentuaría más aún en el Caballero Oscuro y la tercera entrega, y que desde entonces se ha venido utilizando con mayor frecuencia.


7.  Thor

El proyecto cinematográfico de Los Vengadores arrancó en 2008, con el estreno de la primera parte de Iron Man y de El Increíble Hulk (esta última, dicho sea de paso, supuso el único resbalón del proyecto hasta entonces), y, dos años más tarde se prolongaría con una segunda parte del personaje interpretado por Robert Downey y con el primer filme, hasta ahora (el segundo está en producción), de Thor. Y, en mi opinión, es este último la más lograda de todas ellas, sin contar con la que reúne a todos los personajes. El mérito se debe, en gran medida, a la dirección de Kenneth Branagh, que consiguió crear una historia fantástica, con buenas interpretaciones y un diseño de Asgard magnífico. Además, el Loki de esa película es uno de los mejores villanos de toda la saga.


8. Iron Man

A un nivel similar se encuentra la película que, como ya he dicho, inauguraría el universo de Los Vengadores. Dejando que el carismático Robert Downey cargara con gran parte del peso del filme, y con Jeff Bridges bordando el papel de villano, Jon Favreau se propuso contarnos la historia de este superhéroe desde el mismo principio, una fórmula que también se utilizaría con el Capitán América. Aunque luego continuaría con una segunda parte y otra tercera prevista para primavera de 2013, me quedo con la primera, y no solo por el factor sorpresa que creó en su momento, porque es una muy buena película con acción, entretenimiento y, por supuesto, con un Robert Downey hilarante.


9. X-men. Primera generación.

Cuando se habla de cine de comics, no puede faltar aunque sea una breve mención para alguna de las películas de los X-men, la primera de las sagas de superhéroes del siglo XXI, y, junto a Los Vengadores, la más prolífica de todas, con un total de cinco títulos, más otros dos en distintas fases de producción. Si bien la primera es la más emblemática de todas,  X-men. Primera generación cuenta con algo diferente a las demás, una forma de narrarla que la hace ser algo más que una película de superhéroes. Probablemente se deba a su desarrollo en plena crisis de los misiles de Cuba que hace en algunos momentos acercarse al cine de espionaje, unido a un mayor protagonismo para Magneto, el villano de las primeras películas, que consigue que veamos al personaje como algo más que el clásico malo de turno.


10. V de Vendetta.

Para finalizar con esta lista, un título muy diferente a todos los que he mencionado con anterioridad, un producto clásico de los hermanos Wachowski, los creadores de Matrix. Una película totalmente crítica, que ha trascendido más allá del cine (su famoso protagonista enmascarado), y que consagraría a Natalie Portman como una de las actrices más destacadas de nuestro tiempo. Quien no se haya conmovido con ella, es que no es humano.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Informe del día


Semanas después de uno de los grandes bombazos de este año, la compra de Lucasfilm por parte de Disney, el goteo de novedades relacionadas con la ya anunciada continuación de Star Wars ha sido contínuo. Confirmado que, en un principio, se realizarán tres nuevas películas (programadas para 2015, 2017 y 2019, así que los fans aún tendrán que esperar), ya se comienzan a barajar los nombre de los posibles candidatos para dirigirlas. Pero parece que no va a resultar tan fácil. En los últimos días, varios directores de prestigio han declarado que no tienen intención de involucrarse en el proyecto, por un motivo u otro. Uno de los primeros fue nada más y nada menos que Steven Spielberg, amigo personal de George Lucas y que ya trabajó para Lucasfilm en Indiana Jones. También han negado su interés en involucrarse en el proyecto Quentin Tarantino, Zack Snyder (imagínense lo que podría salir de dirigirla alguno de ellos) o J. J. Abrams. Matthew Vaughn o Jon Favreau son los que quedan entre los posibles candidatos. Por otro lado, lo que si parece confirmado es que Michael Arndt será el encargado de escribir el guión de la séptima entrega.




Más novedades. Hace un tiempo nos enteramos de que Dreamworks tenía planeado realizar un filme que, bajo la dirección de Bill Condon, relataría la historia de la creación de WikiLeaks, la famosa página web de Julian Assange que publicaba documentos secretos y en algunos casos comprometedores, de distintos países. Si en un principio se barajaba el nombre de Jeremy Renner para interpretar al creador del sitio web, parece que finalmente va a ser Benedict Cumberbatch, el último Sherlock Holmes televisivo, quien se encargue del papel. Pero es que además, James McAvoy también podría sumarse al reparto como la mano derecha del australiano, Daniel Domscheit-Berg. Veremos que ocurre finalmente



Y por último, como en los últimos años hemos visto con frecuencia, en Hollywood han comprado los derechos para el remake de Intocable, una de las comedias del año y entre las películas más taquilleras de la historia del cine francés. The Weinstein Company ha sido la productora que se encargará de llevarlo a la gran pantalla, y ya aparecen nombres para el reparto. Colin Firth interpretará el papel del millonario paralítico al que en la versión francesa dio rostro François Cluzet, mientras que para el personaje de Driss se rumorea el nombre de Chris Tucker. Y parece que es más que un rumor, pues el propio actor ha reconocido que se encuentra en negociaciones para participar en el filme que escribirá y dirigirá Paul Feig.


martes, 13 de noviembre de 2012

Looper


En un año especialmente prolífico para los amantes del cine de ciencia ficción (y con varios títulos de muy buena calidad), el casi desconocido director Rian Johnson pone la guinda con una película más que interesante y sin ninguna duda entre lo mejorcito de este 2012. Acción a raudales, un argumento muy original, un reparto de grandes nombres,... ¿Alguien quiere más?


Sinopsis:


Hacia 2030, los viajes en el tiempo no están inventados. Aún, porque cuarenta años más tarde las organizaciones criminales harán uso de ello para deshacerse de "elementos innecesarios" que envían al pasado para que unos asesinos llamados Loopers se encarguen de ellos. Uno de ellos Joe, comete un grave error durante una de sus misiones que le acarreará importantes consecuencias.


Lo mejor:


Su originalidad. La forma de narrar la historia de forma que, por muy complicado que sea, no te pierdas en (casi) ningún momento. El guión es de esa clase que, aunque tenga puntos débiles, no te das cuenta porque la trama te atrapa desde que empieza. Es en esto fundamentalmente en lo que radica el éxito de esta película: en su capacidad para sorprenderte con giros argumentales completamente inesperados. No es para nada incoherente, incluso cuando se piensa en ella después de verla. Vamos, que todo encaja. Pero es que, además, a través de ella, Rian Johnson no se limita a contar una historia. ¿Por qué digo esto? Porque lo que ocurre en Looper es un reflejo de en qué puede convertirse nuestra sociedad si se sigue como hasta ahora. Caótica, consumista, despreocupada. No se otras personas, pero es algo que a mi suele gustarme cuando lo veo en una película.


Lo peor:


No se me ocurre nada destacable.


El reparto:


No lo he mencionado antes, pero los actores también tienen la culpa del éxito de Looper. El hecho de que no hayan decorados ni efectos especiales espectaculares refuerza su importancia. Joseph Gordon-Levitt se confirma, después de sus experiencias con Chris Nolan, como uno de los actores revelación de 2012. Con un maquillaje que le ha cambiado bastante la cara, todo hay que decirlo. Bruce Willis, aunque salga menos de lo que a muchos le gustaría, está magnífico, y tiene algunas escenas que destacaría (quien no haya visto el filme se dará cuenta de a qué escenas me refiero). Emily Blunt, una actriz a la que hasta ahora no habíamos visto en ningún título de este tipo, da la talla, como siempre (y, por cierto, le sienta bastante bien el pelo así). Y los secundarios, muy interesantes, aunque creo que Paul Dano se merecía más tiempo en pantalla, pero eso es algo que suele decirse de muchos personaje secundarios. Atención a Jeff Daniels y al niño, Cid.


Conclusión:


¿Qué más puedo decir? Uno de los mejores títulos de este año y probablemente, película de culto. Para verla una y otra vez.


Puntuación:


10/10


Año: 2012.


Duración: 118 minutos.


Director: Rian Johnson.


Guión: Rian Johnson.


Música: Nathan Johnson.


Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Paul Dano, Jeff Daniels, Noah Segan, Piper Perabo, Pierce Gagnon.




lunes, 12 de noviembre de 2012

Sucker Punch


Una obra maestra de Zack Snyder, el fantástico creador de "300" y "Watchmen", toda una maravilla que combina virguerías visuales con una historia fuera de lo común. Y todo ello, narrado y dirigido con el original y característico estilo del realizador norteamericano.


Sinopsis:


Una chica es internada en un psiquiátrico por su padrastro tras la muerte de su madre y su hermana. Allí, y a la espera de ser lobotomizada, en su imaginación crea una serie de fantasías para escapar de la horrible realidad en que vive. Pero resulta que no todo es inventado...


Lo mejor:


Prácticamente todo. Y sin exagerar. Zack Snyder, después de ganarse merecidamente las alabanzas con sus geniales "300" o "Watchmen", vuelve a sorprendernos con una propuesta que va más allá del cine convencional al que todos estamos acostumbrados. Y es precisamente por eso por lo que es tan buena. Porque nos brinda una historia de esas que te hacen darle vueltas a la cabeza (eso la primera vez que se ve). Porque visualmente es una maravilla, con esas cuatro aventuras dignas de "El Señor de los Anillos", "Matrix" y, por qué no, de "300". Porque, para quien sepa apreciarlo, Zack Snyder ha dejado detalles de mucha, muchísima calidad, en el rodaje y el montaje de varias escenas (juegos de espejos, esa inmersión en los ojos de la protagonista a través de la cerradura). Por unos primeros cinco minutos que se cuentan entre los mejores comienzos que he visto en mucho tiempo, con el "Sweet Dreams" interpretado por la propia protagonista, Emily Browning, de fondo. Y porque, en conjunto, a creado un filme que no es nada fácil de olvidar.


Lo peor:


La única pega que veo es que dos de los personajes femeninos tienen poca o ninguna importancia. Pero ¡OJO! Sucker Punch no es una película fácil de comprender, y de hecho se ha ganado muchísimas críticas que, aunque no comparto, sí que entiendo. Y es que Zack Snyder es, como Chris Nolan o Ridley Scott en su tiempo, un director adelantado a nuestro tiempo, y por ello, incomprendido. Sucker Punch debería de ser no apta para todos los públicos. Pero ya lo advierte el cartel: 'No estarás preparado'


El reparto:


Como en los anteriores largometrajes del director, no cuenta con ninguna superestrella, pero en ciertas películas, y esta es una de ellas, es casi mejor. Aparte de los personajes (y las interpretaciones) de Vanessa Hudgens y Jamie Chung, los demás hacen un buen trabajo. Pero sobre el conjunto destacan dos de ellos. Oscar Isaac, en el papel de malo repelente al que nadie coge ningún cariño, se sale. Emily Browning consigue con creces que, bajo su apariencia de muñeca de porcelana, veamos a un personaje fuerte y decidido. De verdad, no entiendo como no le han dado más papeles protagonistas a esta actriz. El resto, Abbie Cornish, Jena Malone, Carla Gugino o Scott Glenn, de notable.


Conclusión:


No hay suficiente adjetivos (positivos, por supuesto) para calificar esta obra de arte. Emociona, entretiene, te deja clavado en tu asiento. Entre las mejores películas de los últimos cinco años. Espero que en el futuro se hagan más películas como esta.


Mi puntuación:


10/10


Año: 2011.


Duración: 109 minutos.


Director: Zack Snyder.


Guión: Zack Snyder y Steve Shibuya, basado en la historia de Zack Snyder.


Música: Tyler Bates y Marius De Vries.


Reparto: Emily Browning, Abbie Cornish, Jena Malone, Vanessa Hudgens, Jamie Chung, Óscar Isaac, Carla Gugino, Scott Glenn, John Hamm.





jueves, 27 de septiembre de 2012

Total Recall (Desafío Total)


El director de la saga Underworld nos trae el remake de todo un clásico del cine de ciencia ficción, tomando junto al protagonista Colin Farrell el testigo de Paul Verhoeven y de Arnold Schwarzenegger.


Sinopsis:


Rekall es una empresa que puede convertir los sueños en recuerdos reales, haciendo que la frontera entre realidad y memoria se difumine. Para Douglas Quaid (Colin Farrell) la idea de hacer un viaje mental que le proporcione recuerdos de una vida como superespía puede ser la solución perfecta para contrarrestar su frustrante vida. Lo malo es que el proceso sale mal, y Quaid se convierte en un hombre perseguido por los agentes de un estado totalitario. En su huida, se asocia con una combatiente rebelde (Jessica Biel) con el fin de encontrar al cabecilla de la resistencia clandestina (Bill Nighy). Mientras el destino del mundo pende de un hilo, Quaid descubre su verdadera identidad y su verdadero destino.


Lo mejor:


Antes de nada, advierto que no he visto la versión anterior, así que al no poder hacer comparaciones me centraré en lo que he visto en esta película. Aunque he visto numerosas críticas muy malas en internet, a mi personalmente me ha parecido un muy buen híbrido de acción y ciencia ficción. Lo que quiero decir con esto es que no se puede decir que solo sea de uno de los dos géneros, sino que ambos están constantemente presentes, y eso es algo que se agradece. Además, la trama engancha, te deja con la duda de qué es lo que realmente está pasando hasta casi el final. Cuando crees que ya tienes la respuesta, da un nuevo golpe de timón que te hace cambiar de opinión. La ambientación, los decorados, el paisaje,... muy buenos, tanto en la Colonia (que recuerda muchísimo a Blade Runner) como en Londres. Las escenas de acción no son caóticas en ningún momento.


Lo peor:


El personaje de la supuesta "esposa" es demasiado tópico, le falta profundidad y psicología. Como de costumbre en el cine de Hollywood, algunas escenas de persecuciones se alargan demasiado. Aparte, nada más. Me ha entretenido con creces.


El reparto:


Colin Farrell no se sale, pero su interpretación es bastante buena, a la altura de sus mejores películas. De Kate Beckinsale, lo dicho: su personaje flojea, pero no así la interpretación, como se podría esperar de una actriz de su calibre. Jessica Biel, a la altura de la película, lo mismo que los secundarios, aunque me gustaría haber visto más a Bill Nighy, un actor que siempre rinde a buen nivel.


Conclusión:


Me esperaba menos. Un muy buena película de evasión, interesante y entretenida desde el primer minuto hasta el último. Muy recomendable para pasar un buen rato.


Mi puntuación:


8,5/10


Año: 2012.


Duración: 131 minutos.


Director: Len Wiseman.


Guión: Kurt Wimmer, basado en un relato de Philip K. Dick.


Música: Harry Gregson-Williams.


Reparto: Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bryan Cranston, Bill Nighy, John Cho.





martes, 25 de septiembre de 2012

Contraband


El casi desconocido director islandés Baltasar Kormákur nos trae un remake de la película "Reykjiavík-Rotterdam", un título de acción que nos muestra una historia entretenida basada en el mundo del crimen.


Sinopsis:


Hace tiempo que Chris Farraday (Mark Wahlberg) dejó el mundo de la delincuencia. Pero, cuando su cuñado Andy (Caleb Landry Jones) fracasa en un asunto de drogas que le había encargado su implacable jefe Tim Briggs (Giovanni Ribisi), Chris se verá obligado a volver al contrabando para pagar la deuda de Andy. Empieza por reunir un equipo de primera con la ayuda de Sebastian, su mejor amigo (Ben Foster). La operación consiste en ir a Panamá para traer millones de dólares en billetes falsos. Pero las cosas no salen según lo previsto: disponiendo de sólo unas horas para hacerse con el dinero, Chris deberá utilizar todas sus habilidades para eludir una traicionera red criminal de narcos, policías y sicarios, antes de que su esposa Kate (Kate Beckinsale) y sus hijos se conviertan en objetivo de la banda.


Lo mejor:


Con una historia que a priori pueda parecer a muchos tópica y de escaso interés. La trama se desarrolla con agilidad, salpicada de momentos divertidos y tensos. Por otro lado, aunque esté calificada como película de acción, no han introducido escenas de lucha sin motivo. Las que hay son cortas y congruentes. Los personajes están todos ellos bien construidos. Sin ser tan espectacular como otros títulos, alcanza su objetivo primordial: entretiene, y mucho.


Lo peor:


Precisamente este aspecto puede echar para atrás a muchos. Aparte de esto, tiene pocas pegas. Eso sí, que nadie se engañe, no es la octava maravilla del mundo.


El reparto:


Todos correctos. En una película carente de espectáculo visual, todo el peso recae sobre los personajes. Mark Wahlberg está bastante convincente, incluso muy bien en ciertas situaciones. Kate Beckinsale, cuyo personaje adquiere más protagonismo conforme avanza la película, correcta aunque sin alardes. Y los demás cumplen, en especial Giovanni Ribisi, en un papel que que roza el sobresaliente.


Conclusión:


Digna producción que da más de lo que se espera, sin alardes pero también carente de fisuras.


Mi puntuación:


7,5/10


Año: 2012.


Duración: 110 minutos.


Director: Baltasar Kormakúr.


Guión: Aaron Guzikowski.


Música: Clinton Shorter.


Reparto: Mark Wahlberg, Kate Beckinsale, Giovanni Ribisi, Ben Foster, Caleb Landry Jones, Lukas Haas.