jueves, 27 de septiembre de 2012

Total Recall (Desafío Total)


El director de la saga Underworld nos trae el remake de todo un clásico del cine de ciencia ficción, tomando junto al protagonista Colin Farrell el testigo de Paul Verhoeven y de Arnold Schwarzenegger.


Sinopsis:


Rekall es una empresa que puede convertir los sueños en recuerdos reales, haciendo que la frontera entre realidad y memoria se difumine. Para Douglas Quaid (Colin Farrell) la idea de hacer un viaje mental que le proporcione recuerdos de una vida como superespía puede ser la solución perfecta para contrarrestar su frustrante vida. Lo malo es que el proceso sale mal, y Quaid se convierte en un hombre perseguido por los agentes de un estado totalitario. En su huida, se asocia con una combatiente rebelde (Jessica Biel) con el fin de encontrar al cabecilla de la resistencia clandestina (Bill Nighy). Mientras el destino del mundo pende de un hilo, Quaid descubre su verdadera identidad y su verdadero destino.


Lo mejor:


Antes de nada, advierto que no he visto la versión anterior, así que al no poder hacer comparaciones me centraré en lo que he visto en esta película. Aunque he visto numerosas críticas muy malas en internet, a mi personalmente me ha parecido un muy buen híbrido de acción y ciencia ficción. Lo que quiero decir con esto es que no se puede decir que solo sea de uno de los dos géneros, sino que ambos están constantemente presentes, y eso es algo que se agradece. Además, la trama engancha, te deja con la duda de qué es lo que realmente está pasando hasta casi el final. Cuando crees que ya tienes la respuesta, da un nuevo golpe de timón que te hace cambiar de opinión. La ambientación, los decorados, el paisaje,... muy buenos, tanto en la Colonia (que recuerda muchísimo a Blade Runner) como en Londres. Las escenas de acción no son caóticas en ningún momento.


Lo peor:


El personaje de la supuesta "esposa" es demasiado tópico, le falta profundidad y psicología. Como de costumbre en el cine de Hollywood, algunas escenas de persecuciones se alargan demasiado. Aparte, nada más. Me ha entretenido con creces.


El reparto:


Colin Farrell no se sale, pero su interpretación es bastante buena, a la altura de sus mejores películas. De Kate Beckinsale, lo dicho: su personaje flojea, pero no así la interpretación, como se podría esperar de una actriz de su calibre. Jessica Biel, a la altura de la película, lo mismo que los secundarios, aunque me gustaría haber visto más a Bill Nighy, un actor que siempre rinde a buen nivel.


Conclusión:


Me esperaba menos. Un muy buena película de evasión, interesante y entretenida desde el primer minuto hasta el último. Muy recomendable para pasar un buen rato.


Mi puntuación:


8,5/10


Año: 2012.


Duración: 131 minutos.


Director: Len Wiseman.


Guión: Kurt Wimmer, basado en un relato de Philip K. Dick.


Música: Harry Gregson-Williams.


Reparto: Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bryan Cranston, Bill Nighy, John Cho.





martes, 25 de septiembre de 2012

Contraband


El casi desconocido director islandés Baltasar Kormákur nos trae un remake de la película "Reykjiavík-Rotterdam", un título de acción que nos muestra una historia entretenida basada en el mundo del crimen.


Sinopsis:


Hace tiempo que Chris Farraday (Mark Wahlberg) dejó el mundo de la delincuencia. Pero, cuando su cuñado Andy (Caleb Landry Jones) fracasa en un asunto de drogas que le había encargado su implacable jefe Tim Briggs (Giovanni Ribisi), Chris se verá obligado a volver al contrabando para pagar la deuda de Andy. Empieza por reunir un equipo de primera con la ayuda de Sebastian, su mejor amigo (Ben Foster). La operación consiste en ir a Panamá para traer millones de dólares en billetes falsos. Pero las cosas no salen según lo previsto: disponiendo de sólo unas horas para hacerse con el dinero, Chris deberá utilizar todas sus habilidades para eludir una traicionera red criminal de narcos, policías y sicarios, antes de que su esposa Kate (Kate Beckinsale) y sus hijos se conviertan en objetivo de la banda.


Lo mejor:


Con una historia que a priori pueda parecer a muchos tópica y de escaso interés. La trama se desarrolla con agilidad, salpicada de momentos divertidos y tensos. Por otro lado, aunque esté calificada como película de acción, no han introducido escenas de lucha sin motivo. Las que hay son cortas y congruentes. Los personajes están todos ellos bien construidos. Sin ser tan espectacular como otros títulos, alcanza su objetivo primordial: entretiene, y mucho.


Lo peor:


Precisamente este aspecto puede echar para atrás a muchos. Aparte de esto, tiene pocas pegas. Eso sí, que nadie se engañe, no es la octava maravilla del mundo.


El reparto:


Todos correctos. En una película carente de espectáculo visual, todo el peso recae sobre los personajes. Mark Wahlberg está bastante convincente, incluso muy bien en ciertas situaciones. Kate Beckinsale, cuyo personaje adquiere más protagonismo conforme avanza la película, correcta aunque sin alardes. Y los demás cumplen, en especial Giovanni Ribisi, en un papel que que roza el sobresaliente.


Conclusión:


Digna producción que da más de lo que se espera, sin alardes pero también carente de fisuras.


Mi puntuación:


7,5/10


Año: 2012.


Duración: 110 minutos.


Director: Baltasar Kormakúr.


Guión: Aaron Guzikowski.


Música: Clinton Shorter.


Reparto: Mark Wahlberg, Kate Beckinsale, Giovanni Ribisi, Ben Foster, Caleb Landry Jones, Lukas Haas.




domingo, 23 de septiembre de 2012

Promesas del este


David Cronenberg y Viggo Mortensen vuelven a aliarse para traernos un título acerca de la mafia rusa relatado con un peculiar estilo del cineasta canadiense.


Sinopsis:


El misterioso y atractivo Nikolai es el chófer de una importante familia mafiosa de Europa Oriental. Semyon, el jefe del clan, detrás de una sonrisa encantadora, esconde una naturaleza fría y cruel. La estabilidad familiar se tambalea por culpa de Kirill, su alocado hijo, que hace más caso a Nikolai que a su propio padre. La vida de Nikolai cambia de golpe cuando conoce a Anna, una comadrona que trabaja en un hospital de Londres. Anna, muy afectada por la muerte en el parto de una adolescente, decide buscar a la familia sirviéndose del diario que la chica dejó escrito en ruso. Lo malo es que sus indagaciones desencadenan la ira de los mafiosos.


Lo mejor:


Aunque la narración sea algo lenta, no aburre en ningún momento, debido en buena medida a la claridad de la historia. Es cruda en sus escenas de acción, un punto acertado para una película que tiene como uno de sus pilares el mostrar la naturaleza oscura y cruel de las personas. Muchas escenas, como la pelea en los baños, son impactantes por su realismo. Por último, le beneficia que se intercalen palabras rusas entre los diálogos.


Lo peor:


Probablemente el final. Si la mayor parte de la película se sostiene por su coherencia, los últimos quince minutos deshacen la buena impresión de lo demás. Demasiado frío y fácil, con algunas cosas que no tienen ningún sentido. Parece haber sido hecho con prisas. El personaje de Naomi Watts, sin ser malo, no da de si todo lo que podría.


El reparto:


Fantástico Viggo Mortensen, como siempre, uno de esos actores cuya presencia supone casi siempre un seguro de vida. Tiene momento memorables. Muy bien Vincent Cassel en un papel complicado. Naomi Watts también lleva a cabo un buen trabajo, pero no es el mejor de su carrera. Entre los demás, destacaría sobre Armin Mueller-Stahl, un actor poco conocido que acapara mucho protagonismo.


Conclusión:


Un título muy interesante, digno de Cronenberg. Una auténtica lástima esos minutos finales. De no haber sido por este handicap, se podría haber obtenido un muy buena película.


Mi puntuación:


7,5/10


Año: 2007.


Duración: 99 minutos.


Director: David Cronenberg.


Guión: Steven Knight.


Música: Howard Shore.


Reparto: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel, Armin Mueller-Stahl, Sinead Cusack, Donald Sumpter.




sábado, 22 de septiembre de 2012

8 películas históricas

A menudo asociadas al cine de aventuras o al bélico, las películas históricas han sufrido en la última década una importante transformación. Si en años anteriores se realizaron títulos tan míticos y en la memoria de todos como "Espartaco", "Ben Hur", "Breaveheart" o "Cleopatra", recientemente directores del calibre de Ridley Scott (muy especialmente), Peter Weir o Roland Emmerich se han atrevido con un género que a menudo requieren de un importante presupuesto. Os mostramos algunas de las películas más destacadas, ya sea por su importancia dentro del género o por su veracidad histórica.

1. Gladiator (2000)



Para ser la primera ocasión en que Ridley Scott se atrevía con el género, el bagaje que le dio fue excelente: cinco óscars ganados y otras siete nominaciones. Con Russell Crowe  asumiendo gran parte del protagonismo y un Joaquin Phoenix magnífico, Gladiator se destaca más por su espectáculo que por ser una adaptación realista de la historia. Aunque en mi opinión inferior a otros títulos del realizador británico, no se puede negar que supuso un importante punto de inflexión para el cine del género, en unos años en los que, además, "Matrix" o "El Señor de los Anillos" supusieron una auténtica revolución. Tiene elementos que la hacen estar a medio camino entre el cine de blockbusters y el clásico.


2. Master and Commander: Al otro lado del mundo (2003)



Con su característico estilo narrativo, Peter Weir nos traía poco después otro nuevo título también protagonizada por Russel Crowe y que, como Gladiator, recibió numerosos premios y nominaciones. Sin la épica ni la acción de otras películas históricas, sí que muestra de un modo magistral la vida de unos marineros británicos en plena guerra napoleónica, realista tanto en el vestuario como en la forma de ser de sus personajes. Fue también una de las películas que hicieron destacar al siempre correcto Paul Bettany.


3. El último samurai (2003)



Una de las mejores del género y, para quien esto escribe, la mejor película de Tom Cruise desde el 2000 hasta hoy día. Una producción que nos llevó a un periodo convulso en la historia de Japón, la revolución Meiji que lo llevó de ser un estado feudal a la superpotencia industrial que conocemos hoy día. El último samurai contiene momentos de acción épicos junto con otros cargados de emoción, todo ello con un trabajo de producción excelente y una preciosa banda sonora obra del gran Hans Zimmer.


4. Troya (2004)



Puede sonar a tópico, pero no se puede hablar de este género sin ni siquiera mencionar una de sus películas más conocidas. Un superproducción épica con un reparto repleto de grandes nombres que adaptó para la gran pantalla el clásico de la literatura griega "La Ilíada" de Homero. Realmente, muchas de las escenas aparecen en el relato, por supuesto con algunas exageraciones. Tampoco se puede negar que es un referente en cuanto al cine bélico, a la altura de El Señor de los Anillos y otros. Muchos de sus momentos permanecerán en la memoria de los aficionados al cine durante muchos años.


5. El reino de los cielos (2005)



Cuando se habla de El reino de los cielos, un porcentaje elevado de críticos y expertos de cine suelen referirse a esta producción como uno de los mayores fracasos de Ridley Scott. Personalmente, y reconociendo que tampoco es su mejor película, no estoy nada de acuerdo. Cierto es que decepcionó en las taquillas y que Orlando Bloom no era el mejor actor para el papel, pero como película histórica está sin duda alguna entre las mejores. Por la épica, el realismo a la hora de recrear la sociedad de tierra santa durante las Cruzadas, por su forma de contarnos la historia o por mostrarnos unos personajes que evolucionan a lo largo del filme. ¿Alguien da más?


6. Centurión (2010)



Este título, menos conocido que las grandes producciones de las que se ha hablado anteriormente, fue una de las primeras películas de cierta entidad en las que Michael Fassbender desempeñó el papel protagonista. Dirigida por el británico Neil Marshall, la trama tiene similitud con otra película que se estrenó hace un año "La legión del águila", tanto por su localización en la Britania romana como por el argumento. Sin embargo, en mi opinión Centurión es superior por rehuir, y en muchos casos con éxito, los tópicos del cine, y para ello no hay más que fijarse en uno de sus personajes principales, la guerrera muda Etain interpretada muy convincentemente por Olga Kurylenko, quien no habla en todo el metraje. Quien no la haya visto, debería hacerlo.


7. Robin Hood (2010)



Ridley Scott volvió a las andadas con una interesante adaptación de la leyenda de Robin Hood. Protagonizada por una de las parejas de mayor edad que han dado vida al arquero de Nottingham y a Lady Marian (Russell Crowe y Cate Blanchett), y con unos muy buenos secundarios, sobre todo Mark Strong, esta versión algo alejada de este icónico personaje confirmó la capacidad de Ridley Scott para recrear con eficacia el mundo medieval gracias a un diseño de producción excelente. Además, la amplitud de su argumento nos muestra una historia más compleja que la que hemos visto en otras ocasiones.


8. Anonymous (2011)



Acostumbrado como nos tenía a sus películas de catástrofes, el realizador alemán Roland Emmerich sorprendió a muchos de sus seguidores y detractores con un título que analiza la posibilidad (que, por lo que se ve aquí, pudo ser más que eso) de que William Shakespeare, el más importante autor de la literatura inglesa no fuese el autor de sus archiconocidas obras. Con una historia en la que se intercalan intrigas políticas, el director desarrolla la hipótesis de que el creador, entre otros, de Hamlet o Romeo y Julieta fuese un miembro de la nobleza de la Inglaterra de Isabel I. Muy recomendable filme histórico en el que destaca la brillante interpretación de Rhys Ifans.

jueves, 20 de septiembre de 2012

El hombre lobo


Versión modernizada de uno de los grandes clásicos del cine de terror gótico rodada en 1941 por Curt Siodmak.


Sinopsis:


La infancia de Lawrence Talbot se acabó bruscamente la noche en que murió su madre. Abandonó entonces su pueblo (Blackmoor), pero tardó muchos años en recuperarse y olvidar. Un día, Gwen Conliffe, la prometida de su hermano lo encuentra y le pide que le ayude a buscarlo, pues ha desaparecido. Talbot regresa entonces a casa y se entera de que un ser brutal y sediento de sangre ha matado a muchos campesinos. Pronto descubre que existe una antigua maldición que convierte a las víctimas en hombres lobo las noches de luna llena. Para acabar con la matanza y proteger a la mujer de la que se ha enamorado, Talbot debe destruir a la temible criatura que se esconde en los bosques cercanos al pueblo. Cuando, finalmente, sale en busca de la bestia, descubre que él también tiene un lado oscuro y primitivo que no podía ni siquiera imaginar.


Lo mejor:


El propósito básico, el crear miedo, está conseguido durante la mayor parte de la película, pero sobre todo en su primera mitad, gracias a la tensión que crean las escenas de la búsqueda del Hombre Lobo y sus apariciones repentinas, que hacen que el corazón salte en el pecho del espectador. Además, el ambiente oscuro, neblinoso, y las escenas de mutilación, si bien estas últimas algo exageradas, contribuyen a agudizar esta sensación. El trabajo de localización de escenarios, de recreación de la época victoriana está, como de costumbre muy bien conseguido, y no solo en el vestuario y la decoración, sino también en las personas y sus comportamientos. En cuanto al Hombre Lobo, aunque puede que no sea lo que muchos esperan, se ha hecho de este modo teniendo en cuenta su anterior versión, lo que creo que es un acierto. Por último, las escenas del delirio de Lawrence Talbot en el manicomio son excelentes.


Lo peor:


El argumento es muy previsible y creo que se han pasado con algunas mutilaciones como poco creíbles. Por lo demás, cumple con sus objetivos, sin más.


El reparto:


Bastante correcto, en especial los cuatro protagonistas. Benicio del Toro realiza una interpretación bastante digna, aunque el puertorriqueño no termina de convencerme para el papel. Al mismo nivel está Hugo Weaving, con un personaje del que se podría sacar más pero al que el actor ha logrado aportarle un punto de ironía en algunas escenas que resultan muy bien. Emily Blunt, bellísima y realizando una interpretación meritoria, con una constante mirada triste e intensa a la vez. Tiene algunos momentos de gran actriz. Y, por último, el gran Anthony Hopkins, con un papel a su medida con el que demuestra por qué se le considera uno de los mejores intérpretes de siempre. Misterioso, mordaz, impasible. Una auténtica gozada verlo actuar.


Conclusión:


Aunque se puede mejorar, Joe Johnston nos trae un filme de terror bien conseguido, con un excelente reparto que hará saltar de sus asientos a más de uno. El hombre lobo aúlla de nuevo.


Mi puntuación:


8/10


Año: 2010.


Duración: 98 minutos.


Director: Joe Johnston.


Guión: Andrew Kevin Walker y David Self (basado en la película de Curt Siodmak).


Música: Danny Elfman.


Reparto: Benicio del Toro, Anthony Hoplins, Emily Blunt, Hugo Weaving, Geraldine Chaplin, Max Von Sydow, Art Malik.




miércoles, 19 de septiembre de 2012

Prometheus


Ridley Scott regresa a la ciencia ficción, género en el que comenzó a hacerse un nombre en el mundo del cine y del que aún hoy sigue siendo uno de sus más destacados renovadores, con títulos míticos como "Blade Runner" o "Alien". Precisamente en el universo de esta última película se ambienta su nueva obra maestra, Prometheus, donde se combina el espectáculo visual con una trama inquietante que plantea algunas de las preguntas trascendentales de la humanidad.


Sinopsis:


Un grupo de científicos y exploradores emprende un viaje espacial a un remoto planeta,  donde sus límites físicos y mentales serán puestos a prueba. El motivo de la misión es que los humanos creen que allá podrán encontrar la respuesta a las preguntas más profundas y al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra.


Lo mejor:


Practicamente todo. Sin ser tan frenético como Alien, la atmósfera de tensión está presente a lo largo de todo el metraje, desde un magnífico prólogo, hasta los créditos finales. El argumento no es rebuscado. Tampoco difícil de seguir en ningún momento, y esto consigue que la historia te absorba y capte toda la atención. En lo visual, los escenarios son todos espectáculares, tanto las imágenes aéreas, como las naves y los interiores. Algunas escenas son muy, muy impactantes (por mencionar solo dos, el prólogo y la del personaje de Noomi Rapace en el quirófano). No deja cabos sueltos.


Lo peor:


Nada. Aunque si lo que se espera ver es Alien, más de uno puede llevarse una decepción. Sin embargo, esto es también un punto a favor de Ridley Scott: ha realizado una película basada en el universo Alien, pero que nos cuenta algo diferente.


El reparto:


De 10. Todos, incluidos los más secundarios. Logan Marshall-Green, un actor al que practicamente no hemos visto en la gran pantalla, e Idris Elba realizan unas interpretaciones encomiables, ambos aportando un punto de comicidad en algunas escenas, y además muy convincentes. De Charlize Theron hay pocas cosas que se puedan decir de ella. Se la ve siempre metida en su papel, con un personaje además bastante desagradable. Fría, calculadora, pero no impasible. Excepcional. En cuanto a Michael Fassbender, confirma que es uno de los mejores actores del momento, con un rol emblemático de Alien, el del androide David, un personaje inquietante que resulta fundamental en el desarrollo de la trama y que despertará simpatías y odios a partes iguales dependiendo del momento. Y por último, destacar a Noomi Rapace, no sobre todos los demás, pero creo que se merece una mención especial. La protagonista de Millenium, prácticamente una novata en el mundo de Hollywood (únicamente la hemos visto en la segunda entrega de Sherlock Holmes), da una lección de interpretación, en un papel muy emocional que realiza con un increíble realismo.


Conclusión:


Entre las mejores películas de este año sin ninguna duda. Ridley Scott demuestra por qué se le considera uno de los mejores directores de nuestros tiempos. Con los años puede convertirse en un título de culto.


A tomar como ejemplo.


Mi puntuación:


10/10


Año: 2012.


Duración: 123 minutos.


Director: Ridley Scott,


Guión: Damon Lindeloff, john Spaihts.


Música: Marc Streitenfeld.


Reparto: Noomi Rapace, Michael Fassbender, Charlize Theron, Idris Elba, Logan Marshall-Green, Guy Pearce, Sean Harris, Rafe Spall.





9 películas de Liam Neeson

William John Neeson, norirlandes, nacido un 7 de junio de hace ya sesenta años, boxeador en su juventud, es uno de los actores más sólidos del hollywood de los últimos años. Repasamos algunas de sus interpretaciones más recientes.



1. Star Wars: Episodio 1; La amenaza fantasma.



Luciendo melena, le vimos en la primera entrega de el reinicio del rodaje de Star Wars como el jedi Qui-Gon Jinn, varios años después de recibir la que sería su única nominación al Oscar por "La lista de Schindler", y ya consolidado entre las principales figuras del cine con otros títulos como "Michael Collins" o "Los Miserables". En Star Wars, aunque únicamente aparece en esta primera entrega, es uno de los personajes fundamentales de la saga, tanto por ser quién introduce a Anakin Skywalker en la disciplina jedi (con las ya más que conocidas consecuencias), como por su papel de maestro de Obi-Wan Kenobi, quien posteriormente asumiría un rol similar al suyo, el de mentor de Anakin. Su combate con el villano Darth Maul es una de las escenas clave de esta película.



2. El reino de los cielos.



Seis años y varios largometrajes después (como "Gans of New York"), Ridley Scott le reclutó para un papel en cierto modo similar al que realizó en La Guerra de las Galaxias, en una de sus superproducciones más criticadas (aunque, en la opinión de quien esto escribe, fue una muy buena película). Godofredo de Ibelin, padre y mentor del héroe Bálian interpretado por Orlando Bloom,  ejerce una influencia importante sobre el desarrollo de la película a pesar de su muerte temprana. Probablemente no es su mejor personaje, pero no está de más mencionarlo.



3. Batman Begins



...Y apareció Chris Nolan para darle su, en mi opinión, mejor papel en la última década. Ra's Al Ghul, el supervillano de la primera entrega de la exitosa trilogia del hombre murciélago, nos mostró una faceta diferente de Liam Neeson, la del 'malo' carismático y con fuertes principios. Un personaje brillante, fuerte, inteligente, cuya sombra se extiende más allá de esta primera película (los que hayan visto la tercera y última sabrán a qué me refiero). Y, una vez más, ejerce como maestro y mentor del protagonista.



4. Venganza



Ya como protagonista, Liam Neeson se destapó como estrella del cine de acción en un título que, si bien muy mal valorado por la crítica, demostró algo que le hemos visto repetir varias veces desde entonces: su capacidad para echarse sobre las espaldas el peso de una película con poco que le den. El asunto tiene aún más mérito si tenemos en cuenta que el norirlandés ya tiene sus añitos y, sin embargo, todavía le vemos soltando leñazos a diestro y siniestro. Y no sería la última vez...



5. Chloe



Mucho más tranquilo le vimos en Chloe, su película más floja de los últimos años en cuanto a la interpretación, aunque en gran medida se debe a que aquí el protagonismo recaía más bien sobre las dos personajes femeninos, Julianne Moore y Amanda Seyfried, mientras que el suyo, además de contar con menos apariciones n pantalla, quedaba algo desdibujado y falto de interés. En pocas palabras, pasó algo desapercibido. Eso sí, tiene una escena realmente intensa junto a Amanda Seyfried.



6. Furia/Ira de titanes



Poco después apareció, pelucón incluido en el remake, tan discutido como espectacular, de Furia de Titanes, interpretando nada más y nada menos que al dios Zeus. Sin muchos alardes, cumplió con su papel en la primera entrega a pesar de que no gozó de demasiados minutos a lo largo del metraje, pero en ira de titanes, la segunda parte, lo remedió con creces. No solo contó con mucho más protagonismo, sino que, en una interesante pareja con Ralph Fiennes, tuvo algunas de las mejores y más emotivas escenas en su haber. Nada fácil en un largometraje en el que lo más destacado es la vertiente visual.



7. El equipo A



También tuvo ocasión de lucirse interpretando a un personaje tan carismático como el del Coronel Hannibal Smith, en la reciente versión cinematográfica de una de las series más importantes de los años 80. Aunque su faceta cómica no sea la más brillante, tuvo que sacarla a relucir en esta película en algunos momentos, con unos resultados no demasiado brillantes, pero convincentes. En ese sentido, le favoreció el hecho de tener el protagonismo compartido con otros actores que sí lo explotaron mejor. De todos modos, demostró una vez más su capacidad para tomar el liderazgo en un personaje que así lo requería.



8. Sin identidad.



Dirigido por el español Jaume Collet-Serra, Liam Neeson volvió a sacar lo mejor de sí mismo en un título a medio camino entre el thriller psicológico y el cine de acción. Con un argumento atractivo e intrigante, se introdujo a las mil maravillas en la piel de un confuso Martin Harris. Sin gesticular de forma exagerada, su expresión mostraba en cada fotograma una expresión que se adecua perfectamente a la del hombre perdido al que interpreta.



9. Infierno Blanco



Perdido en plena tundra de Alaska, protagonizó un historia sólida, relatada con coherencia y, sobre todo dura. Además de añadir un largometraje a su larga lista, Liam Neeson demostró también, durante el rodaje que, además de un actor de primera categoría, es también un grandísimo profesional, debido a la dificultad que implicaba el rodaje de una película de estas características, a muy bajas temperaturas, y con algunas escenas de las que resultan difíciles de llevar a cabo para cualquier actor.

martes, 18 de septiembre de 2012

Valkiria


Brillante largometraje que recupera uno de los capítulos olvidados de la historia de la Segunda Guerra Mundial.


Sinopsis:


Gravemente herido en combate, el Coronel Claus von Stauffenberg (Cruise), un aristócrata alemán, regresa de África y, tras unirse a la resistencia alemana, se convierte en el cerebro de la Operación Valkiria, cuyo objetivo era derrocar el régimen nazi y acabar con la guerra eliminando previamente a Hitler. El atentado, que fracasó por diversas circunstancias, consistió en la colocación de una bomba en el búnker del Fhürer (1944). El plan preveía además la creación de un gobierno en la sombra que se haría cargo de Alemania tras la muerte del dictador.


Lo mejor:


Casi todo. La narración, la forma de hacernos llegar la historia se adecua a las mil maravillas a lo que requiere un filme de estas características, a la vez pausado y rápido, mostrándonos de la manera más clara posible todas las acciones que se desarrollan en la historia. Tienen momentos emotivos e impactantes, sobre todo en las escenas finales. No hace ningún alarde, es completamente coherente y realista. No aburre en ningún momento, y, a pesar de la complejidad de la trama en ciertos tramos, se sigue a la perfección. Las interpretaciones, al nivel de la película.


Lo peor:


Poca cosa. Los que esperen ver una película de acción bélica no van a encontrarlo en Valkiria.


El reparto:


Un acierto. Tom Cruise se amolda en el papel protagonista. Quizá no sea una interpretación espectacular, pero su personaje así lo requiere. De todos modos, en muchos momentos del filme el peso está repartido entre todos los personajes. Casi podría decirse que, de alguna manera, estamos ante una película coral. Algo que ayuda a aumentar la credibilidad de la trama es que todos y cada uno de los componentes del reparto interpretan su papel haciéndonos ver con total claridad los temores de cada uno, su temperamento y el grado de compromiso dentro de la conspiración, algo muy patente sobre todo en el personaje de Bill Nighy. Todos los demás, desde algunos con un papel relativamente menor como Kenneth Branagh hasta otros con más peso (Tom Wilkinson, Terence Stamp, Christian Berkel), aunque no destaquen sobre el conjunto, merecen un importante reconocimiento.


Conclusión:


Una de las mejores películas de la Segunda Guerra Mundial, que cumple con creces la misión de ofrecer al espectador una visión diferente a la que estamos acostumbrados a ver sobre el conflicto. Más allá de las batallas y el holocausto.


Mi puntuación:


9,5/10


Año: 2008.


Duración: 120 minutos.


Director: Bryan Singer.


Guión: Christopher McQuarrie y Nathan Alexander.


Música: John Ottman.


Reparto: Tom Cruise, Bill Nighy, Kenneth Branagh, Tom Wilkinson, Carice Van houten, Thomas Kretschmann, Terence Stamp, Kevin McNally, Christian Berkel.




lunes, 17 de septiembre de 2012

Max Payne


Fallida adaptación del videojuego del mismo nombre que (intenta) contar una historia en la que se mezclan drogas, tiroteos y conspiraciones.


Sinopsis:


Para el policía Max Payne (Mark Wahlberg), la Justicia está por encima de cualquier regla. Un mítico antihéroe decidido a cazar a los responsables del brutal asesinato de su familia. Preparado para la venganza, su obsesiva investigación le conducirá a una pesadilla a través de un oscuro submundo y según vaya profundizando en el misterio, Max se verá obligado a luchar contra enemigos sobrenaturales y enfrentarse a una traición inimaginable.


Lo mejor:


No hay demasiado que salvar. La mayor parte del metraje se nos presenta de una forma caótica, por lo menos hasta la media hora final, a partir del momento en que comienza a desentrañarse la maraña argumental. Las escenas de acción no están mal rodadas, generalmente se ve con claridad lo que está pasando en cada momento. La ambientación, unida a una por momentos inquietante banda sonora, están de forma que se perciba con mucha claridad una atmósfera siniestra y oscura muy de acorde con la película. De todos modos, si se sigue el hilo de los acontecimientos, puede resultar hasta entretenida.


Lo peor:


Como ya he mencionado, la primera hora de la película es demasiado confusa, da la impresión de que intentan decir demasiado con poco, cuando al final se ve que el asunto no era tan complicado. A menudo ocurre que uno ya no sabe qué tiene que ver tal personaje con la trama o por qué ocurre algo. En pocas palabras, parece una película sin objetivo ninguno.


El reparto:


Aunque no sea el actor más expresivo de nuestros días, la impasividad de Mark Wahlberg aquí es demasiado exagerada. No diré que sea su peor título, pero por ahí anda. Máxime cuando le hemos visto más recientemente realizando interpretaciones más que notables. Diría que se contagia de la mediocridad de la película. Entre los secundarios, mientras algunos cumplen con su papel de manera medio decente, otros, en especial el de Mila Kunis, aparecen y desaparecen constantemente. No son adornos, pero se les podría haber dado más importancia.


Conclusión:


No aburre, pero tampoco da de si todo lo que podría. Se hace algo pesada.


Mi puntuación:


5,5/10


Año: 2008.


Duración: 100 minutos.


Director: John Moore.


Guión: Thomas H. Fenton, Shawn Ryan y Beau Thorne.


Música: Marco Bletrami y Buck Sanders.


Reparto: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Beau Ridges, Ludacris, Chris O'Donnell, Donal Logue, Amaury Nolasco, Olga Kurylenko.





domingo, 16 de septiembre de 2012

Luces rojas


Rodrigo Cortés, el director de la aclamada "Buried", nos propone una interesantísima historia centrada en torno al mundo de los fraudes paranormales


Sinopsis:


En “Luces rojas”, dos investigadores de fraudes paranormales —la veterana doctora Margaret Matheson y su joven ayudante Tom Buckley— estudian los más diversos fenómenos metapsíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento. Simon Silver, legendario psíquico, tal vez el más célebre de todos los tiempos, reaparece después de treinta años de enigmática ausencia para convertirse en el mayor desafío mundial para la ciencia ortodoxa y los escépticos profesionales. Tom comienza a desarrollar una densa obsesión por Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de oscuros fenómenos inexplicables…


Lo mejor:


El argumento engancha desde el principio gracias a una historia absolutamente intrigante y con numerosos golpes de timón a lo largo de todo el metraje. El reparto está fantástico, todos ellos. Los personajes, en especial Tom Buckley, están trabajados a la perfección psicológicamente, se hace fácil entender sus motivos, y nos darán más de una sorpresa. Se consigue transmitir en cada minuto una atmósfera de tensión que resulta perfecta para este tipo de trama. El final es espectacular, completamente inesperado aunque se insinúe a lo largo del filme, y no desentona para nada.


Lo peor:


Resulta difícil encontrar puntos débiles en esta película. Personalmente, me quedo con lo positivo.


El reparto:


Fantástico, desde los tres protagonistas hasta los más secundarios. Sigourney Weaver demuestra lo gran actriz que es con algunas escenas muy emotivas en las que consigue transmitirnos su emoción a las mil maravillas. Robert De Niro imprime toda su fuerza en un papel siniestro y rodeado de misterio. Y, sobre todo, destacar a un Cillian Murphy descomunal, uno de los mejores actores que hemos podido ver últimamente y que demuestra que merece más papeles protagonistas. Entre los secundarios, destacaría al siempre correcto Toby Jones y a la casi debutante Elizabeth Olsen, a quien este año también hemos podido ver en "Martha Marcy May Marlene".


Conclusión:


Rodrigo Cortés nos ofrece un producto repleto de intriga que consigue sumergirnos en una magnífica historia que no dejará indiferente a nadie.


Mi puntuación:


9/10


Año: 2012.


Duración: 119 minutos.


Director: Rodrigo Cortés.


Guión: Rodrigo Cortés.


Música: Víctor Reyes.


Reparto: Cillian Murphy, Sigourney Weaver, Robert De Niro, Elizabeth Olsen, Toby Jones, Leonardo Sbaraglia, Joely Richardson.




sábado, 15 de septiembre de 2012

Informe del día

Esta semana, recien terminada la temporada de Blockbusters veraniegos, vemos confirmado el inicio del rodaje de la segunda parte de la saga Los Juegos del Hambre, titulada "En Llamas", uno de los grandes éxitos del año de la que recientemente se anunciaba su adaptación en no tres, sino cuatro largometrajes. En esta segunda entrega, como principales novedades respecto a la anterior, aparecen los nombres de intérpretes tales como Philip Seymour Hoffman, Jeffrey Wright, Jena Malone y Sam Claflin, además del cambio de dirección, que ahora será tomada por Francis Lawrence en lugar de Gary Ross.

[caption id="" align="alignnone" width="400" caption="Sam Claflin, Jena Malone, Jeffrey Wright y Philip Seymour Hoffman, principales novedades de "En Llamas""]Sam Claflin, Jena Malone, Jeffrey Wright y Philip Seymour Hoffman, las principales novedades de En Llamas.[/caption]

También comienzan a surgir rumores sobre continuaciones de algunos de los éxitos que hemos visto este pasado verano, empezando por "Ted", la comedia del creador de Padres de Familia Seth McFarlane, que, tras recaudar la impresionante cifra de 400 millones de dólares en todo el mundo, busca aprovechar el tirón comercial y la grandísima respuesta que ha generado para preparar una nueva franquicia. Rumores similares han surgido en torno a la proyectada cuarta secuela de la producción más exitosa de todos los tiempos, "Avatar". Si ha principios de la semana se rumoreaba que probablemente se limitarían a rodar dos secuelas abandonando el proyecto de la cuarta, el director James Cameron ha anunciado que esta última producción sí se realizará, aunque será una secuela que trataría sobre la llegada de los humanos al planeta Pandora.



Para finalizar, se confirman los títulos de dos de las secuelas más esperadas del próximo año. En primer lugar, la continuación de la innovadora "300" de Zack Snyder se titulará "300: Rise of an Empire",  producción que dirigirá Noam Murro y que contará en el reparto con Eva Green, Rodrigo Santoro o Sullivan Stapleton. Además, se confirma tambien el nombre de la segunda parte de Star Trek: "Star Trek into darkness", un título que no da demasiadas pistas sobre su argumento.